Consejos


Nuevo curso 2018/2019


Después de unas merecidas vacaciones, ya estamos de vuelta. Un año más nos toca volver a la rutina diaria de Septiembre, preparar los libros para el nuevo curso, enfrentarnos a ese nuevo proyecto que tanto hemos deseado y en definitiva recuperar el día a día que dejamos meses atrás con el inicio del verano. Y para muchos, volver a iniciar el curso es volver a las clases de piano. Resulta gratificante encontrarnos alumnos que vuelven con energía e ilusión, que nos dicen lo mucho que han echado de menos el piano desde su casa de la playa, o las ganas que tenían de volver para poder ensayar de nuevo. Nosotros creemos que es una muestra de que vosotros, los alumnos, estáis contentos con las clases. Que es muestra de lo felices que sois cuando venís a clase y os olvidáis de todo para controlar bien las dos manos 🙂 Y por eso queríamos acordarnos de vosotros, de los que hacéis posible que nosotros volvamos del verano con las pilas bien cargadas y rebosantes de energía.

Aprovechamos además para informaros de que este año todos los alumnos matriculados han renovado para el nuevo curso 2018/2019, por lo que no tendremos capacidad para recibir nuevos alumnos en este nuevo curso. Sois muchos los que nos habéis escrito y nos apena mucho responderos informándoos del cierre de matrículas, pero si recibiésemos nuevos alumnos, tendríamos menos tiempo para preparar las clases actuales, lo que iría en detrimento de su calidad. Es por ello que preferimos tener menos alumnos, pero más contentos. Y es que ya lo decimos en nuestra carta de presentación “tenemos pocos alumnos, así les damos mejor atención”. De todas formas, siempre os indicamos que en caso de seguir interesados, nos dejéis vuestro correo electrónico para que en caso de baja de algún alumno, podamos ofreceros su hueco.

¡No nos queda más que desearos una feliz vuelta de verano y esperar que hayáis descansado!

5 Consejos para tocar el piano tras las vacaciones


5 consejos tocar el piano tras vacaciones

Pues sí queridos alumnos, un año más las vacaciones han llegado a su fin y a todos nos toca volver a nuestra rutina diaria. Lo importante es haber descansado durante los días libres y haber cogido energías para el nuevo curso. Volver al trabajo o al estudio puede hacerse algo difícil, sin embargo existen muchos alicientes para hacerlo, entre ello las clases de piano.

El problema es que durante el verano muy pocos tenemos la suerte de tener un teclado en nuestro lugar de vacaciones. Así que lo más probable es que cuando acudas a tu piano para empezar a tocar o rememorar alguna de las obras que preparaste el curso anterior, notes que los dedos están lentos. También lees más despacio y en general no tienes la misma sensación que tenías en Junio. ¡Que no cunda el pánico! Es normal, has estado un tiempo sin ensayar y tanto tu cuerpo como tu mente ha olvidado ligeramente los primeros pasos frente a las teclas. Es como montar en bici, cuando dejas de hacerlo cuesta un poco al principio. Por ello hemos preparado una lista de 5 consejos para tocar el piano tras las vacaciones. Nada complicado, son simplemente pequeños trucos que te harán retomar el instrumento con más calma, permitiéndote recuperar el nivel que dejaste cuando te fuiste hace semanas.

  1. Calienta dedos con ejercicios y escalas.

    Es una buena forma de retomar agilidad con los dedos. Algo sencillo que dará elasticidad a nuestras manos y nos permitirá tener la velocidad que siempre tuvimos. Ya sabes, estira un poco antes de empezar y también al terminar de tocar, son entre 30 segundos y 1 minuto que os aseguro relaja mucho la musculatura y viene muy bien.

  2. Lee algo sencillo nuevo.

    Es decir, coge alguno de los libros con los que has estado trabajando el curso anterior y selecciona alguna pieza del nivel que tenías entonces, pero que no hubieses tocado anteriormente. Y así lentamente, manos separadas, vete aprendiendo la nueva pieza. Es importante que no sea de mucha dificultad, así conseguirá animarte con su lectura.

  3. Repasa piezas que estudiaste en el curso pasado, tocándolas despacio.

    Esto es importante porque sirve para afianzar lo que ya sabías, dándote una inyección de confianza. En realidad simplemente estarás haciendo un ejercicio de recuperación de un conocimiento que tienes, pero que cuesta sacar a la luz. No te frustres si  al principio cuesta, si tienes fallos… Es cuestión de ir recordando poco a poco, y es completamente normal que tengas fallos.

  4. Busca piezas que quieras preparar en el nuevo curso.

    Hay que ir estableciendo nuevas metas y objetivos, ¿y qué mejor forma de hacerlo que motivándonos con alguna pieza que nos guste? Búscalas, escúchalas detenidamente, y una vez seleccionadas consulta con tu profesor la posibilidad de prepararlas.

  5. ¡Disfruta!

    Recuerda que el piano es un elemento de disfrute, una forma de ser feliz, una vía de escape para muchos y una pasión para otros tantos. Pero lo que nunca debe ser es un motivo de frustración, un agobio o una carga. Si estás asistiendo a clases de piano es para evadirte y aprender algo que te gusta, te motiva y te hace sentir bien. ¡Bastantes problemas hay hoy en día como para apuntarse uno más a la lista! En música lo importante es el camino 🙂

Piano Train Trips – Un libro para aprender a tocar disfrutando


Piano Train Trips Clases de Piano

Hacía tiempo que teníamos ganas de publicar el post de hoy. Y es que parece que poco a poco, el panorama de la enseñanza musical en España está cambiando de la mano de un grupo de músicos que llevábamos años sin conformarnos con los métodos tradicionales. En esta ocasión te hablamos de Piano Train Trips, el libro recientemente publicado por Juan Cabeza, autor del proyecto megustaelpiano.com. Y os aseguramos que no es un libro cualquiera… hablamos de 18 estudios y 13 ejercicios que denotan estilo, muchísimo gusto y una mentalidad que invita al alumno a descubrir la música de otra forma. Una forma que encaja a la perfección con nuestra metodología de enseñanza, con la filosofía de aprendizaje que queremos para nuestros alumnos. A continuación pasamos a contaros el porqué:

Estudios evocadores.

Y es que esto resulta muy atractivo para el alumno. Con ello se consigue, a diferencia de los estudios tradicionales de corte más clásico, que el alumno aprecie sonoridades y armonías mucho más contemporáneas y asequibles para el oído actual. En definitiva, los tiempos cambian, y la música a la que estamos expuestos en el día a día también. Por ello facilitar al alumno el trabajo de reconocimiento y memorización, acercando los estudios a los estilos armónicos actuales, simplifica mucho el proceso de aprendizaje. Para conseguirlo Piano Train Trips emplea armonías de tipo modal y texturas pianísticas cercanas a lo que se conoce como el “neo minimalismo“. Figuras emblemáticas de este movimiento podrían ser Federico Einaudi (de quien ya te hablamos hace poco), Nico Muhly, Philip Glass, Yann Tiersen.

 

Estructuras de fácil aprendizaje.

Sin duda alguna uno de los elementos principales del éxito del libro. Y es que en música, la gran mayoría de ocasiones, si es sencillo vale por dos; en este caso Juan utiliza una sección principal que es repetida con ligeras variaciones, permitiendo una fácil memorización para todo tipo de alumnos.

Acorde como base del estudio.

Casi todos los estudios toman como base el acorde, añadiéndole un patrón rítmico que permite generar lo que llamamos “textura“. De esta forma es posible analizar desde un primer momento, y de forma clara para el alumno, qué es lo que se está tocando: acordes, notas extrañas, disposición interválica, etc… Y es que no sabéis la gran ayuda que significa esto para un aprendizaje correcto y estructurado. Para que os hagáis una idea, permite afianzar muy bien los pilares básicos para el correcto entendimiento de una partitura, nos da juego a los profesores para que los alumnos relacionen la música que tocan con la que leen, y en definitiva permite avanzar rápido para que un alumno sin una habilidad analítica desarrollada, pueda ser consciente de lo que toca.

Un estudio para cada técnica.

Y es que cada estudio del libro busca desarrollar técnicas pianísticas concretas. Es decir, abarca todas las técnicas y articulaciones básicas a las que se tiene que enfrentar un alumno que quiera aprender bien. Con lo cual es un libro muy completo que cubre plenamente el elenco de actividades técnicas.

De verdad, no es cuestión de gusto, sino de sensibilidad, y estos estudios demuestran elegancia y unas ganas de hacer las cosas de otra forma. Así que no podemos más que recomendarlos tal y como nosotros hacemos con todos nuestros alumnos. Recordad que tanto un buen profesor como un buen alumno debe ir atesorando una biblioteca musical en casa con la que ir trabajando poco a poco (ya os lo contábamos hace tiempo en nuestro famoso post Cuánto cuestan las clases de piano) así que si tenéis que comprar un libro de estudios, no lo dudéis con Piano Train Trips!

Clementi – Sonatina nº3 Op. 36


Hacía tiempo que queríamos compartir esta grabación de una de nuestras alumnas. Se trata del primer movimiento de la Sonatina nº3 Op. 36 de Muzio Clementi. ¿Y quién fue este (desconocido para muchos) músico italiano?

Clementi, el primer compositor para Piano.

Bueno, Clementi nació en Roma allá por el 1752 y es considerado como el primer compositor que escribió música para lo que hoy conocemos como Piano. Como muchos otros genios de su época, demostró grandes habilidades para la música desde muy pequeño, lo que le permitió que un filántropo de la época valorase su especial talento para ofrecerle un cambio de vida permitiéndole crecer y desarrollarse como un compositor de élite en Inglaterra. Allí estudió y acabó ofreciendo su primer concierto en 1770, generando lo que las crónicas narran como un evento extraordinario considerando el éxito de asistencia y de crítica por parte del público.

Pero si hay algo por lo que Clementi pasó a la historia fue por su enemistad con Mozart. Todo empezó cuando el Emperador José II decidió convocar a duelo a los dos. Era sin duda un enfrentamiento altamente suculento dadas las capacidades de Mozart y Clementi: el virtuosismo de de Mozart ante la capacidad y rigor de Clementi. Sin embargo todo parece indicar que no hubo grandes diferencias en el veredicto de los asistentes, algo que a Mozart (que ya por entonces gozaba de un especial renombre) no sentó nada bien. No en vano, desde entonces Mozart odió a Clementi hasta el punto de no querer coincidir con él en público jamás.

¿Y las Sonatinas?

Bueno, hay que decir que hubo dos grandes obras que pasaron a la historia como el gran legado de Clementi: la colección de estudios para piano “Gradus ad Parnassum” y las Sonatias Op.36.

Las Sonatinas op. 36 son una serie de seis sonatinas para piano estructuradas en tres movimientos y son particularmente amigables para aquellos estudiantes que se inician en el mundo del piano. Aprender a tocar el piano no siempre es tarea fácil, por lo que disponer de una obra clásica que permite disfrutar de su esplendor a la vez que se rememora el estilo compositivo de la época que vio nacer al instrumento, es algo especialmente mágico. Son piezas que además resultan muy interesantes desde el punto de vista tónico y expresivo. En este caso es nuestra alumna María la que se encarga de mostrarnos el primer movimiento. Una genial interpretación que nos deja muy satisfechos con sus ganas y el nivel alcanzado. ¡Felicidades!

 

Lo que James Rhodes nos ha enseñado para las clases de piano


James Rhodes Clases de Piano

James Rhodes en el programa Salvados de Jordi Évole

Hoy mismo ha sido emitido el programa de Jordi Évole (Salvados) sobre James Rhodes. Y la verdad es que nos ha enseñado muchas de las cosas que contamos en las clases de piano. Hacía tiempo que habíamos leído su libro Instrumental: Memorias de Música, Medicina y Locura y realmente nos encantó; una historia vital increíble de un músico que ha vivido situaciones verdaderamente complicadas, pero que gracias a la música ha sabido salir adelante.

Pero más allá de su historia personal, para nosotros James Rhodes es el representante de una forma diferente de vivir la música clásica. Es el impulsor de una mentalidad abierta que aboga por difundir y facilitar el acceso a los clásicos, de favorecer su entendimiento, de ayudar a que la gente la entienda y la disfrute. Pues bien, esto es lo que James Rhodes nos ha enseñado para las clases de piano.

  1. Comentando las piezas con el público antes de tocarlas.

    Esto es esencial… ¿Tan difícil era que se le hubiese ocurrido a alguien? Claro que no, pero los músicos profesionales son partícipes de ese halo de prestigio y elitismo que pone fronteras entre público e intérpretes. Explicando las obras, haciendo una introducción que permita al público entender la situación personal del compositor, contextualizar su momento vital, son claves que ayudan a evocar y entender la música, consiguiendo que el público no sólo atienda a un concierto sino a un proceso de aprendizaje a través de la música.

  2. Practica el piano todos los días, despacio, poco a poco. ¡Pero TODOS los días!

    No es nada nuevo… pero si en algo insistimos en clase es en lo importante que es repetir todos los días, aunque sea poco tiempo. James dice algo que a menudo muchos músicos no se atreven a revelar: la música no es tan complicada. Los músicos no son gente especial. Al revés, como casi todo en la vida, es cuestión de repetición, de ensayo y error. Y todos, todos podemos aprender a tocar música y disfrutarla.

  3. Cuando todo parece perdido, siempre habrá una melodía que nos haga seguir adelante.

    Y es que en la época que James Rhodes pasó internado en un psiquiátrico, la música de Bach y Glenn Gould fue su salvación. Los médicos no le permitían escuchar ni tocar música, sin embargo un amigo de James consiguió introducir un pequeño iPod que Rhodes usaría bajo las sábanas. Fue en ese momento cuando supo que quizás había todavía una oportunidad, quizás no todo estaba perdido.

Por supuesto que son aprendizajes de sentido común, pero no hay muchos intérpretes profesionales que hayan sido capaces de defender y divulgar estas ideas. Es por ello que James Rhodes nos parece un verdadero líder; alguien con la valentía y el arrojo para enfrentarse a un mundo clásico para renovarlo y hacerlo más asequible a la mayoría. Aquí os dejamos un link al programa por si o habéis podido disfrutarlo. Es totalmente recomendable. Que lo disfrutéis.

Clases de Piano para superar la depresión postvacacional


postvacacional

Todos los años ocurre lo mismo: acabas de volver de las merecidas vacaciones veraniegas, sin embargo parece como si nunca te hubieses ido. Te cuesta conciliar el sueño o concentrarte, sientes una sensación constante de cansancio y apatía, incluso un malestar físico y cierta irritabilidad. Bien, no te preocupes, estás sufriendo uno o varios síntomas de lo que se conoce como estrés postvacacional. Y es complicado porque no existe consenso en la comunidad médica para reconocer dicha dolencia. Sin embargo, otras fuentes confirman que la incidencia es en al menos un 30% de los trabajadores en activo.

¿Pero qué es en realidad la depresión postvacacional​?

 Se trata simplemente de un proceso de adaptación a la rutina. No es una enfermedad mental, tampoco una somatización de síntomas, solamente un estadio de recuperación de la rutina laboral tras un periodo de descanso y desconexión. Y si bien la mayoría de las personas que lo sufren se recuperan en una media de 15 días, existen casos en los que pasado ese tiempo continúa la apatía. Es por ello que desde Naara Martínez & Co. te presentamos una de las claves que te ayudará a encontrar el equilibrio necesario para volver a sentirte bien, a continuación te indicamos cómo las clases de piano pueden ayudarte:

Cómo superar el estrés postvacacional

Está más que probado que la música reconforta, desinhibe y sobre todo ayuda a hacerte mirar las cosas desde otro punto de vista. Pero además de todo esto, tiene muchos otros beneficios.

  • Las clases te dan una rutina. Y es que no hay nada mejor que entrar en una rutina diaria para que cuerpo y mente se adapte a la nueva realidad diaria. Tener un calendario de clases te ordena el tiempo, te evade del estrés diario y sobre todo te facilita la vuelta a la regularidad.
  • Un nuevo reto, un nuevo aliciente. Hace ya años que existen multitud de estudios que confirman los beneficios de establecer pequeños objetivos a corto y medio plazo tanto en la vida como en el trabajo. Multitud de pequeñas victorias que actúan como la consecución de una gran meta. La música es una de esas disciplinas en las que el premio conseguido supone una gran sensación de satisfacción.

Y lo de siempre, recuerda que por delante hay un par de meses con bastantes horas de luz, tiempo agradable y varios festivos que te permitirán seguir desconectando. Paciencia y cuando menos te lo esperes estarás totalmente inmerso en la vorágine diaria 😀

Mozart – Piano Sonata no.10 in C Major; 2nd Movement


Continuando con el proyecto “Live at home“, (una serie de grabaciones realizadas en el estudio de nuestros profesores Xalo, Helga y Naara donde nuestros alumnos demuestran su pasión y ganas por la música) esta vez os presentamos un trabajo un tanto más clásico. Se trata del segundo movimiento de la Sonata para Piano de número 10 de Mozart, una pieza preciosa que seguro disfrutaréis escuchando. A nosotros nos ha encantado prepararla y grabarla, pero sin duda quien más ha disfrutado es nuestro aventajado alumno Ignacio Bonet. Y es que en ocasiones, la preparación de obras clásicas es un verdadero reto: conseguir interpretar la pieza consiguiendo tener la capacidad de personalizar el sonido es algo complicado que sólo se logra con horas de ensayo e interiorización de estructuras y secuencias.

Ignacio es alumno de Naara Martínez & Co. desde hace meses, tiene cierta formación en solfeo y un amplio conocimiento de sonido y la técnica. Pero lo más importante es apreciar el avance conseguido, la maduración de un método con el que poco a poco ha ido avanzando y del que nos sentimos muy orgullosos. No nos olvidamos de nuestro profesor Xalo G. Gayoso, el artífice de la grabación, la producción y por supuesto, de la enseñanza 🙂

¿Qué es el sistema silent piano?


Uno de los problemas que más acusamos los músicos tiene que ver con nuestros vecinos. Como podéis imaginar, las horas de ensayo no benefician en nuestra relación con la comunidad, y pese a nuestro empeño por tocar bien y hacerles espectadores únicos de nuestro talento y ensayo diario, suelen ser habituales las quejas y reclamaciones.

Piano Yamaha b1 con sistema silent SG

En otros instrumentos también es complicado, pero en el caso del piano tenemos una solución tecnológica que nos permite tocar tranquilamente disfrutando de nuestro piano acústico: el sistema silent piano. Se trata de un invento electro-mecánico que permite silenciar el sonido que genera el piano cuando los macillos tocan las cuerdas del interior [Quizás te interese también nuestro post Cómo se transporta un Piano]. En paralelo, un sistema electrónico integrado en el piano, detecta las teclas que son tocadas por el pianista y genera señales MIDI correspondientes a las notas tocadas entregando su sonido a través de una salida de audio que el pianista escucha mediante cascos. Es decir, se anula la resonancia sonora del piano para convertir el sonido en una señal electrónica que se reproduce y entrega al pianista en forma de sonido a través de unos auriculares.

Mecánica

En términos de funcionamiento, los sistemas propietarios de cada marca funcionan de forma muy similar, así tenemos el Silent Piano con modelos SH y SG2 para Yamaha, y el Anytime de Kawai. En el caso de Steinway, montan el conocido PianoDisc aunque este sistema no es exlusivo de la marca norteamericana. En nuestro caso, podéis ver en la imagen anterior como el modelo de nuestro Yamaha es SG, en cualquier caso os recomendamos echarle un ojo a la lista de Yamaha en la que se indica la disponibilidad de sistemas dependiendo del modelo de piano. Su funcionamiento se activa encendiendo el interruptor del equipo electrónico y activando el pedal central, el cual activa el mecanismo que anula el golpe de los macillos sobre las cuerdas. Es al mismo tiempo cuando el detector electrónico de los sensores se activa, de tal forma que cuando las teclas son presionadas, el sistema detecta qué tecla ha interceptado la señal electrónica que se emite desde uno de los laterales.

Como se aprecia en la imagen superior (vista de la sección del piano) la parte superficial de la tecla (parte blanca y negra en el cuadrante superior izquierda de la imagen) tiene en un dispositivo en su zona inferior (lo que aparece remarcado con circunferencia roja) como el detector que en el momento en el que intercepta la señal electrónica, activa el sistema silent para generar el sonido de la tecla presionada. En la siguiente foto se muestran los elementos instalados en la parte inferior de las teclas que actúan de activadores para el sensor.

SensorPulsaciónSistemaSilent_Naaramartinez&co

En el siguiente vídeo podéis ver el procedimiento de construcción de un piano Yamaha con sistema Silent. Como podéis imaginar, añade un grado de complejidad al que ya de por si tiene el montaje de cualquier piano. Y es que una de las premisas de estos sistemas es mantener las mismas sensaciones de un piano acústico, sin que se altere ni modifique la calidad o propiedades de su construcción y sonoridad.

Funcionamiento

Hay cuatro opciones de funcionamiento:

  1. El silent apagado y el pedal sin accionar: El piano funciona en su forma tradicional. La instalación no afecta en ninguna de sus funciones ni sonoridades.
  2. El silent apagado y el pedal accionado: No suena nada. Ya que por un lado estamos activando el pedal que activa el mecanismo que impide el golpeo de cuerdas. Por otro lado, al estar el dispositivo electrónico apagado, no funciona el sistema de identificación de teclas tocas, por lo que no se genera señal sonora a través de los auriculares. Es por tanto una situación sin mucho sentido.
  3. El silent encendido y el pedal accionado: No suena de forma acústica (el pedal accionado evita el sonido genuino del piano) y al estar el dispositivo electrónico encendido, se genera señal por los auriculares.
  4. El silent encendido y el pedal sin accionar: El piano suena de forma tradicional y además se genera la señal electrónica, por lo que también se escucha a través de los auriculares. Este escenario puede ser interesante para aquellas situaciones en las que se busque grabar el piano a través de la salida analógica o digital del Silent, mientras que el pianista pueda a su vez escuchar su interpretación a través del sonido acústico del piano.

Mantenimiento

A decir verdad, no hay mucha información al respecto. Y es que estos sistemas llevan funcionando ya una decena de años, sin embargo no parece ser necesario, ni ha generado problemas comunes o comportamientos inesperados. Como mucho, podría ser deseable que con el paso de los años, aprovechando la apertura del piano para su afinación, se realizase una limpieza de las zonas que intervienen en el sistema de detección de teclas, retirando el polvo acumulado o posibles impurezas que pudiesen dificultar el correcto funcionamiento. En cualquier caso, como decimos no parece haber problemas documentados en la red, ni usuarios desconentos con su uso.

Para finalizar el post, os dejamos con un vídeo promocional de Yamaha en el que se muestra el funcionamiento en un piano de cola con el sistema SH. Y si estáis pensando en comprar un piano, no dudéis en considerar esta opción. Podréis ensayar a cualquier hora en casa y vuestros vecinos os lo agradecerán.

One Direction – Night Changes (Piano & Voice cover)


Como muchos sabéis, llevábamos tiempo queriendo enseñaros un proyecto que nos ilusiona mucho a nosotros y a nuestros alumnos. Se trata de “Live at home” una serie de grabaciones realizadas en el estudio de nuestros profesores Xalo, Helga y Naara, donde nuestros alumnos demuestran su pasión y ganas por la música. Para nosotros es genial, ya que disfrutamos con la ilusión y el arrojo con el que se enfrentan al micro, pero lo que más nos gusta es ver como los alumnos se dan cuenta de sus logros y el avance que van consiguiendo.

En este caso Raquel Bello acudió a nosotros para recuperar sus conocimientos de piano y poder cantar y tocar a la vez. No es tarea fácil porque supone un ejercicio de coordinación importante, además de controlar los tiempos y de dos instrumentos diferentes (voz y piano) pero decidimos aceptar el reto y ponernos a trabajar. El tema elegido fue Night Changes de One Direction ya que se trataba de una obra muy adaptada a su registro vocal, que además ya tenía bastante trabajada. Buscamos varias versiones de partituras existentes, pero al no encontrar ninguna que nos convenciera decidimos preparar un arreglo pensado para su interpretación. Tras apenas dos semanas de clases, la obra ya estaba perfecta, así que nos animamos y la grabamos en este capítulo de Live at home. El resultado es el que podéis ver en el siguiente vídeo, sencillamente genial.

Si quieres descargar la partitura para trabajar con ella, haz click aquí.

¿Cómo se transporta un piano?


Una de las contrapartidas que tiene el pianista es precisamente su instrumento. Sí, es cierto, no tenemos que afinarlo cada dos por tres, tampoco debemos cargar con él cuando vamos a un ensayo o concierto y podemos incluso sentarnos a tocar en cualquier lugar en el que haya uno. Pero todas estas ventajas tenían que tener una contrapartida, y es que en cada mudanza los pianistas tenemos que enfrentarnos al complicado y delicado proceso de transportar nuestro instrumento. Muchos de nuestros alumnos nos han preguntado por el procedimiento a seguir y nos han pedido consejo a la hora de elegir un buen profesional, así que pasamos a contaros los secretos para que vuestro delicado instrumento llegue sano y salvo a su destino.

El peso

¿Sabes lo que pesa un piano? Más de lo que te imaginas… Empecemos por sus medidas: por lo general un piano de pared o vertical tiene una altura de 109cm que en ocasiones llega a ser de 113cm o 121cm. Por lo que respecta a la anchura, no suelen sobrepasar los 148cm y el fondo suele estar entre los 54cm y 56cm. Si hablamos de peso, cualquiera de los modelos de la serie B de Yamaha , K de Kawai o Classic de Schimmel ronda los 175-195 Kg. Pensad que son instrumentos con una compleja y delicada mecánica interior a base de materiales nobles, por lo que el peso es lo último en lo que piensan los constructores de pianos. Si nos referimos a pianos de cola, el más pequeño empezaría en 136cm con un peso cercano a los 230Kg, pero si hablamos de un gran cola suelen tener una anchura de 270cm y un peso de 450Kg. Como curiosidad, mucha gente cree que la mayor parte del peso se debe a la estructura de madera, cuando en realidad proviene del arpa de hierro fundido que contiene las cuerdas.

La protección exterior

Lo primero de todo consiste en proteger y cubrir el piano correctamente. El transportista deberá disponer de una capa protectora de pianos que sumado al uso de mantas resistentes y cinta adhesiva, le permita proteger la madera exterior. Esto servirá para cuidar el aspecto estético del piano, manteniendo su perfecta conservación durante el transporte, y sobre todo guardándolo de pequeños arañazos y golpes que pueda recibir durante la descarga y subida por escaleras o elevadores.

transportedepiano9

transportedepianos3

Movimiento del Piano

Una de las cosas que nunca debemos hacer es mover el piano sobre las ruedas que puedan tener en la base. Hoy en día muy pocos pianos traen estos rodajes inferiores, pero en caso de que vuestro piano los tenga, no debéis emplearlos para realizar movimientos constantes del piano ya que su labor es más bien decorativa. Es más, su diseño no está hecho para soportar el peso ante un movimiento constante. Incluso cuando el movimiento vaya a ser dentro del hogar, debéis prestar mucha atención a estas ruedas ya que suelen dejar marcas en el suelo. Pensad que con el tiempo, estas ruedas acaban deteriorándose y perdiendo su función… Y una rueda atascada mientras movéis el piano puede suponer aplicar una distribución de cargas al instrumento que haga que una de sus patas (en caso de ser un cola) quede seriamente dañada.

Dicho esto, lo ideal es que el transportista disponga de un carro de 4 ruedas o trasportín suficientemente fuerte y con ruedas resistentes que permita apoyar el piano de tal forma que su peso se vea distribuido sobre las cuatro ruedas sin sobrecargar una zona concreta. El piano podrá ser colocado tanto en vertical como en horizontal, siempre consiguiendo que el peso quede correctamente centrado en la superficie del carro.

Transporte de piano naaramartinez.com

En el transporte de pianos hay una máxima y es que cuanto menos fuerza realicen los transportistas, mejor transporte habrá sido. Y es que eso significará que el carrito se habrá usado lo máximo posible, y por tanto el piano estará libre de movimientos bruscos y uso de fuerza indebida. Por supuesto uno de los pasos importantes es en la subida y bajada del camión. Se trata de un proceso delicado en el que son necesarias por lo menos tres personas. En el caso de los pianos de cola, dos de ellos se encargan de soportar y controlar la parte pesada, mientras que el tercero actúa de guía de la parte ligera (el teclado).

transportedepiano2

Una vez en la camioneta

Ya dentro de la camioneta (aunque también debería ser aplicado al exterior) el piano debe estar perfectamente protegido y resguardado. Además, deberá quedar correctamente sujeto con arneses, de tal forma que frenazos o movimientos durante la conducción no afecten a su posición ni le hagan perder el equilibrio.

transportepianos4 transportepianos6

Por las escaleras

Una vez el piano está listo para ser bajado o subido al nuevo destino, queda la parte más compleja: transportarlo a pulso. Si bien es más peligroso el proceso de bajada que el de subida, se trata en ambos casos del momento más delicado de todo el transporte. No sólo hay que hacer uso de la fuerza y capacidad de resistencia de los transportistas, sino que es importante conocer los puntos de apoyo correctos, las zonas en las que ejercer fuerza, y sobre todo tener claro de qué forma se debe guiar el movimiento. En estas fotos se puede apreciar tanto la subida como la bajada realizada recientemente con mi piano vertical Yamaha b1. Podéis apreciar también el sistema de enganches a base de diferentes asas que permiten a los transportistas soportar el peso del piano como si de una mochila se tratase. Para ello se debe atar el piano de tal forma que existan puntos de agarre en las zonas más pesadas (parte superior trasera).

transportepiano7

transportepiano8

El Pianoplan (robot oruga)

Una de las opciones que cada vez se usa en más ocasiones para el transporte de pianos es el Pianoplan. Se trata de una máquina salvaescalones con capacidad para realizar movimientos con peso de hasta 600Kg. Su sistema neumático permite que en durante el movimiento de la carga, se pueda elevar la superficie de soporte para evitar roces o salvar choques con escalones superiores. Además, el par de su motor permite salvar incluso escalones de altura considerable, consiguiendo así que el piano no tenga que ser descargado de su superficie salvo en situaciones extremas. El problema de esta solución reside en los giros y esquinazos ya que por la naturaleza de su diseño, el sistema de movimiento de oruga no permite realizar virajes violentos, teniendo que encontrar amplios espacios abiertos hacia adelante para conseguir ángulos de giro entre 90 y 140 grados.

Nuestra experiencia: Transportes de Pianos Rabanal

Y es que ante un trabajo bien hecho no podemos más que agradecer la buena labor realizada y el extremo mimo y cuidado con el que han tratado nuestro piano. Por ello desde Naara Martinez & Co. queremos felicitar a Transportes Rabanal por su dedicación y sobre todo su profesionalidad. Suponemos que es una cuestión de experiencia, ya que 40 años transportando pianos suponen muchos pianos, muchos kilómetros, y sobre todo muchos Kg levantados con un cuidado indescriptible. No podemos estar más contentos porque ya tenemos piano en nuestro nuevo hogar, pero además tenemos algo que no es fácil de encontrar, un transportista de calidad en el que confiar.

transportepiano11

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies