Instrumentos


Ejemplo de Oído Absoluto


A estas alturas todos sabéis ya lo importante que es tener un buen oído para ser un buen músico. Os hablábamos de ello hace tiempo en este post que tanto éxito ha tenido.

Sin embargo, ser capaces de identificar correctamente una nota (o un acorde) como quien reconoce un color con la vista, no es algo habitual den los seres humanos. Es por ello que el niño del vídeo que compartimos con vosotros se trata de alguien completamente excepcional. Para que os hagáis una idea, cuando un músico escucha una canción, es muy difícil decir el tono exacto y los acordes que la componen, de hecho es parte de la genialidad de un buen músico. Pues bien, para este niño es pan comido. ¡Mirad con qué seguridad responde! Es sin duda alguna, una genial muestra de lo que es el oído absoluto.

¿Qué es el sistema silent piano?


Uno de los problemas que más acusamos los músicos tiene que ver con nuestros vecinos. Como podéis imaginar, las horas de ensayo no benefician en nuestra relación con la comunidad, y pese a nuestro empeño por tocar bien y hacerles espectadores únicos de nuestro talento y ensayo diario, suelen ser habituales las quejas y reclamaciones.

Piano Yamaha b1 con sistema silent SG

En otros instrumentos también es complicado, pero en el caso del piano tenemos una solución tecnológica que nos permite tocar tranquilamente disfrutando de nuestro piano acústico: el sistema silent piano. Se trata de un invento electro-mecánico que permite silenciar el sonido que genera el piano cuando los macillos tocan las cuerdas del interior [Quizás te interese también nuestro post Cómo se transporta un Piano]. En paralelo, un sistema electrónico integrado en el piano, detecta las teclas que son tocadas por el pianista y genera señales MIDI correspondientes a las notas tocadas entregando su sonido a través de una salida de audio que el pianista escucha mediante cascos. Es decir, se anula la resonancia sonora del piano para convertir el sonido en una señal electrónica que se reproduce y entrega al pianista en forma de sonido a través de unos auriculares.

Mecánica

En términos de funcionamiento, los sistemas propietarios de cada marca funcionan de forma muy similar, así tenemos el Silent Piano con modelos SH y SG2 para Yamaha, y el Anytime de Kawai. En el caso de Steinway, montan el conocido PianoDisc aunque este sistema no es exlusivo de la marca norteamericana. En nuestro caso, podéis ver en la imagen anterior como el modelo de nuestro Yamaha es SG, en cualquier caso os recomendamos echarle un ojo a la lista de Yamaha en la que se indica la disponibilidad de sistemas dependiendo del modelo de piano. Su funcionamiento se activa encendiendo el interruptor del equipo electrónico y activando el pedal central, el cual activa el mecanismo que anula el golpe de los macillos sobre las cuerdas. Es al mismo tiempo cuando el detector electrónico de los sensores se activa, de tal forma que cuando las teclas son presionadas, el sistema detecta qué tecla ha interceptado la señal electrónica que se emite desde uno de los laterales.

Como se aprecia en la imagen superior (vista de la sección del piano) la parte superficial de la tecla (parte blanca y negra en el cuadrante superior izquierda de la imagen) tiene en un dispositivo en su zona inferior (lo que aparece remarcado con circunferencia roja) como el detector que en el momento en el que intercepta la señal electrónica, activa el sistema silent para generar el sonido de la tecla presionada. En la siguiente foto se muestran los elementos instalados en la parte inferior de las teclas que actúan de activadores para el sensor.

SensorPulsaciónSistemaSilent_Naaramartinez&co

En el siguiente vídeo podéis ver el procedimiento de construcción de un piano Yamaha con sistema Silent. Como podéis imaginar, añade un grado de complejidad al que ya de por si tiene el montaje de cualquier piano. Y es que una de las premisas de estos sistemas es mantener las mismas sensaciones de un piano acústico, sin que se altere ni modifique la calidad o propiedades de su construcción y sonoridad.

Funcionamiento

Hay cuatro opciones de funcionamiento:

  1. El silent apagado y el pedal sin accionar: El piano funciona en su forma tradicional. La instalación no afecta en ninguna de sus funciones ni sonoridades.
  2. El silent apagado y el pedal accionado: No suena nada. Ya que por un lado estamos activando el pedal que activa el mecanismo que impide el golpeo de cuerdas. Por otro lado, al estar el dispositivo electrónico apagado, no funciona el sistema de identificación de teclas tocas, por lo que no se genera señal sonora a través de los auriculares. Es por tanto una situación sin mucho sentido.
  3. El silent encendido y el pedal accionado: No suena de forma acústica (el pedal accionado evita el sonido genuino del piano) y al estar el dispositivo electrónico encendido, se genera señal por los auriculares.
  4. El silent encendido y el pedal sin accionar: El piano suena de forma tradicional y además se genera la señal electrónica, por lo que también se escucha a través de los auriculares. Este escenario puede ser interesante para aquellas situaciones en las que se busque grabar el piano a través de la salida analógica o digital del Silent, mientras que el pianista pueda a su vez escuchar su interpretación a través del sonido acústico del piano.

Mantenimiento

A decir verdad, no hay mucha información al respecto. Y es que estos sistemas llevan funcionando ya una decena de años, sin embargo no parece ser necesario, ni ha generado problemas comunes o comportamientos inesperados. Como mucho, podría ser deseable que con el paso de los años, aprovechando la apertura del piano para su afinación, se realizase una limpieza de las zonas que intervienen en el sistema de detección de teclas, retirando el polvo acumulado o posibles impurezas que pudiesen dificultar el correcto funcionamiento. En cualquier caso, como decimos no parece haber problemas documentados en la red, ni usuarios desconentos con su uso.

Para finalizar el post, os dejamos con un vídeo promocional de Yamaha en el que se muestra el funcionamiento en un piano de cola con el sistema SH. Y si estáis pensando en comprar un piano, no dudéis en considerar esta opción. Podréis ensayar a cualquier hora en casa y vuestros vecinos os lo agradecerán.

Roli el teclado que puede revolucionar la forma en que tocamos.


La historia

Todo empezó cuando mi alumno Manuel (12 años) llegó a clase impresionado por el teclado que había visto en el último single de Duran Duran en la MTV.

Nick Rhodes tocando un Roli en el último Single de Duran Duran Pressure Off

Debo reconocer que era la primera vez que veía algo similar, así que me dispuse a investigar un poco con el fin de poder explicarle qué tipo de teclado era esa pieza de diseño que sale tocando el mítico Nick Rhodes en Pressure Off.  Y resulta que Roli (una pequeña empresa británica de electrónica de sonido) parece estar desarrollando una verdadera revolución en el mundo de los teclados digitales. Si bien la época de los sintetizadores ya dejó de ser lo que era hace años, el Roli parece ser un elemento realmente interesante que podría significar un cambio en la forma de tocar instrumentos de teclas: lo que a primera vista se trata de un teclado electrónico de diseño futurista, se trata de un teclado con líneas suaves y armonizadas que sustituye las teclas teclas tradicionales con una especie superficie de goma continua con teclas en forma de ola. Esto permite que el músico seleccione una infinita variedad de tonos, manipulándolos en en un vertiginoso abanico de posibilidades.

Roli Seaboard Duran Duran

El teclado.

Dicha superficie de goma (que por cierto Roli tiene pendiente de patentar) parece ser bastante sensible, permitiendo que distintos niveles de presión de los dedos suponga un sonido más fuerte y débil, además conseguir que el deslizado de dedos suponga una acción muy similar a la de los músicos de instrumentos de cuerda cuando ejecutan un vibrato. Con esto se consigue (según Roli) tener un control mucho mayor y una implicación física hasta ahora imposible sobre el sonido generado por un teclado.

Según Roland Lamb (el presidente de la empresa) “el sonido del piano ha sido siempre muy pixelado, esto es, con elementos discretos (o suena o no suena) y sólo uniéndolos entre sí, se consigue una sonoridad continua. Sin embargo, otros instrumentos como el violín, viola, cello, tienen una resolución sonora mucho mayor debido a que el sonido es continuo y cambiante sin saltos entre notas. Esto es lo que hemos conseguido con Roli Seaboard, darle continuidad al piano”.

Y en el fondo parece que tiene sentido, se busca más que dar linealidad al devenir de las notas, conseguir un enlace más natural y artístico. Personalmente, sin haber podido tocar uno, imagino que llevará un tiempo de adopción para los músicos, ya que entiendo es necesario un cambio de mentalidad a la hora de ejecutar y sobre todo escribir la música que querríamos tocar con el Seaboard. Por otro lado, confío en el mundo de posibilidades que se abre ante un intérprete tocando un Seaboard, con una cantidad de matices que jamás antes podría haber imaginado. Aquí un ejemplo de cómo suena lo que comentamos:

El teclado existe en tres versiones diferentes: uno de 37 teclas llamado Studio y que cumple la función de teclado versatil capaz de ser transportado para bolos así como de estar fijo en un estudio. Su precio es de 2.199€ y según la web de Roli, tiene un tiempo de entrega que ronda los 5-10 días. A continuación tenemos el Seaboard GRAND, de 61 teclas y ya orientado a estar fijo en estudio, aunque sigue siendo un tamaño que puede ser transportado sin problemas. Tiene un peso de 7kg y las dimensiones son (93 cm x 33 cm x 2,5 cm) por un precio de 3.499€. Finalmente está la edición limitada del GRAND de 88 teclas y un precio de 8.888€.

Diferentes modelos de teclado digital Roli

 

Las sensaciones.

En conclusión, se trata de una innovación de algo que en el fondo ya existía (recordemos que desde hace años hay teclados electrónicos con la capacidad de “estrujar” o “doblar” notas mediante un contoneo de los dedos que tocan la tecla) pero que aporta un elemento clave este concepto, y es la superficie de goma de alta sensibilidad. ¿Conseguirá penetrar en el mercado de instrumentos musicales? Supongo que esa es la gran pregunta… En un mercado saturado por una oferta inmensa, en la que los sintetizadores se han convertido casi en piezas de museo, la producción de este tipo de teclados en ocasiones está más orientada a ser comercializada como un producto de lujo, muy exclusivo y con un público objetivo muy concreto (productores, arreglistas y djs) que al mercado masivo de estudiantes y amantes de la música. Es en cualquier caso una noticia interesante, y una muestra de que la música evoluciona, junto con sus instrumentos. Y para acabar, sin ser Duran Duran de mis bandas favoritas, aprovecho para compartir con vosotros el vídeo del tema que hace uso del Roli Seaboard. La línea musical tiene muchos arreglos y detalles que hacen ver la última tendencia en la música comercial, encontrando muchísimas similitudes con temas como  Get Lucky de Daft Punk o Uptown Funk de Bruno Mars, pero esto lo dejamos para otro post.

5 Cosas que hacer antes de apuntar a tus hijos a clases de Piano


5cosasquehacer

Pasa a menudo: los padres estáis deseosos de apuntar a vuestro hijo a clases de piano. Lleváis meses pensando en ello, semanas hablándolo entre vosotros, y sin embargo habéis dejado pasar lo más importante. Así que aquí va una una lista de los puntos más importantes a considerar; trabajar esta lista correctamente hará que vuestro hijo aprenda mejor, más rápido y sobre todo disfrutando del piano.

  1. Comprar un piano.

    Sé que esto puede parecer una locura, pero tened una cosa muy clara: sin piano en casa, vuestro hijo no conseguirá aprender. O mejor dicho, su ritmo será muy lento… Tener un piano en casa permite practicar, mejorar, pero sobre todo completar las clases impartidas por el profesor. Tranquilos, no tiene porqué ser un Grotrian-Steinweg, puede ser un teclado digital, pero lo ideal es que sea un piano acústico. ¿Tanta diferencia existe? Es cierto que hay teclados muy razonables, y que para empezar y teniendo en cuenta que muchos vivís en pisos de ciudad, es una opción más que considerable, pero un piano acústico consigue cosas que jamás podrá permitir un teclado: capturar armónicos cuando se pasa de una tecla a otra, o simplemente el tacto y contrapesado de dichas teclas. Sea como fuere, un teclado en casa es esencial, así que si tiene que ser digital, por favor que cumpla con lo siguiente:

    – 88 Teclas contrapesadas
    – Sensibilidad al tacto
    – Pedal fijo
    – Soporte robusto y estable.

  2. Elegir un sitio correcto para el piano en casa.

    Por favor, esto es esencial… Nada de poner el piano en la habitación de los trastos y por supuesto, nada de poner el piano en una habitación donde haya una televisión, y si la hay, que estén a determinada distancia. Puede parecer una tontería, pero el hecho de tener el piano/teclado en la habitación más lejana de la casa, rodeada de cosas, es el mayor freno para que los hijos tomen la iniciativa de sentarse a tocar, más todavía si son pequeños e ir a tocar significa ir a esa lejana habitación de la casa donde nadie le escuche. Por otro lado, tener al piano compitiendo con la televisión por el espacio auditivo del salón, es la peor de las batallas. Por todo ello, tomad el tiempo suficiente para pensarlo; el piano debería ser un elemento más del hogar, algo acogedor y que los hijos vean integrado en la casa.

  3. Si tienes un piano acústico, manténlo afinado. 

    ¿Hay algo peor que no tener un piano en casa? Sí, tenerlo desafinado. No cuesta tanto trabajo, no cuesta mucho dinero, y es algo esencial, así que nada de ahorrar en estas cosas. De lo contrario, el aprendizaje estará viéndose afectado y todos disfrutaréis menos cuando suene!

  4. Conseguir un banco regulable.

    La postura que vuestro hijo adopte a la hora de sentarse a tocar el piano es algo primordial. Lo mismo que cuando se sienta a hacer los deberes o a ver la televisión. Un buen banco, que sea ajustable en su altura, es clave para que se siente correctamente. ¡Además los hay muy bonitos!

  5. Si ya tenías piano en casa antes de empezar las clases, ¡deja que tus hijos jueguen con él!

    Los pianos no se van a romper por tocarlos, y que un niño muestre interés en ese objeto que produce sonido es lo mejor que puede ocurrir. Dejad que juegue con él, que aprecie las diversas tonalidades, los efectos que se producen al tocarlo, la variedad de efectos que se consiguen al pulsar de una forma u otra. Será la mejor fase de introducción posible y ahorrará semanas al profesor. De hecho, es un instrumento que a diferencia de otros, permite que tus hijos vayan jugando con él, como nos comentaban varios padres que después de años de estudio de violín por parte de sus hijos, acabaron pasando al piano porque tras haber crecido con él en casa, les atraía mucho más!

Ahora que ya sabes qué hacer antes de apuntar a tus hijos a clases de piano, sólo te falta la profesora. ¡Aquí hay una muy buena!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies