Libros de Música


Piano Train Trips – Un libro para aprender a tocar disfrutando


Piano Train Trips Clases de Piano

Hacía tiempo que teníamos ganas de publicar el post de hoy. Y es que parece que poco a poco, el panorama de la enseñanza musical en España está cambiando de la mano de un grupo de músicos que llevábamos años sin conformarnos con los métodos tradicionales. En esta ocasión te hablamos de Piano Train Trips, el libro recientemente publicado por Juan Cabeza, autor del proyecto megustaelpiano.com. Y os aseguramos que no es un libro cualquiera… hablamos de 18 estudios y 13 ejercicios que denotan estilo, muchísimo gusto y una mentalidad que invita al alumno a descubrir la música de otra forma. Una forma que encaja a la perfección con nuestra metodología de enseñanza, con la filosofía de aprendizaje que queremos para nuestros alumnos. A continuación pasamos a contaros el porqué:

Estudios evocadores.

Y es que esto resulta muy atractivo para el alumno. Con ello se consigue, a diferencia de los estudios tradicionales de corte más clásico, que el alumno aprecie sonoridades y armonías mucho más contemporáneas y asequibles para el oído actual. En definitiva, los tiempos cambian, y la música a la que estamos expuestos en el día a día también. Por ello facilitar al alumno el trabajo de reconocimiento y memorización, acercando los estudios a los estilos armónicos actuales, simplifica mucho el proceso de aprendizaje. Para conseguirlo Piano Train Trips emplea armonías de tipo modal y texturas pianísticas cercanas a lo que se conoce como el “neo minimalismo“. Figuras emblemáticas de este movimiento podrían ser Federico Einaudi (de quien ya te hablamos hace poco), Nico Muhly, Philip Glass, Yann Tiersen.

 

Estructuras de fácil aprendizaje.

Sin duda alguna uno de los elementos principales del éxito del libro. Y es que en música, la gran mayoría de ocasiones, si es sencillo vale por dos; en este caso Juan utiliza una sección principal que es repetida con ligeras variaciones, permitiendo una fácil memorización para todo tipo de alumnos.

Acorde como base del estudio.

Casi todos los estudios toman como base el acorde, añadiéndole un patrón rítmico que permite generar lo que llamamos “textura“. De esta forma es posible analizar desde un primer momento, y de forma clara para el alumno, qué es lo que se está tocando: acordes, notas extrañas, disposición interválica, etc… Y es que no sabéis la gran ayuda que significa esto para un aprendizaje correcto y estructurado. Para que os hagáis una idea, permite afianzar muy bien los pilares básicos para el correcto entendimiento de una partitura, nos da juego a los profesores para que los alumnos relacionen la música que tocan con la que leen, y en definitiva permite avanzar rápido para que un alumno sin una habilidad analítica desarrollada, pueda ser consciente de lo que toca.

Un estudio para cada técnica.

Y es que cada estudio del libro busca desarrollar técnicas pianísticas concretas. Es decir, abarca todas las técnicas y articulaciones básicas a las que se tiene que enfrentar un alumno que quiera aprender bien. Con lo cual es un libro muy completo que cubre plenamente el elenco de actividades técnicas.

De verdad, no es cuestión de gusto, sino de sensibilidad, y estos estudios demuestran elegancia y unas ganas de hacer las cosas de otra forma. Así que no podemos más que recomendarlos tal y como nosotros hacemos con todos nuestros alumnos. Recordad que tanto un buen profesor como un buen alumno debe ir atesorando una biblioteca musical en casa con la que ir trabajando poco a poco (ya os lo contábamos hace tiempo en nuestro famoso post Cuánto cuestan las clases de piano) así que si tenéis que comprar un libro de estudios, no lo dudéis con Piano Train Trips!

Lo que James Rhodes nos ha enseñado para las clases de piano


James Rhodes Clases de Piano

James Rhodes en el programa Salvados de Jordi Évole

Hoy mismo ha sido emitido el programa de Jordi Évole (Salvados) sobre James Rhodes. Y la verdad es que nos ha enseñado muchas de las cosas que contamos en las clases de piano. Hacía tiempo que habíamos leído su libro Instrumental: Memorias de Música, Medicina y Locura y realmente nos encantó; una historia vital increíble de un músico que ha vivido situaciones verdaderamente complicadas, pero que gracias a la música ha sabido salir adelante.

Pero más allá de su historia personal, para nosotros James Rhodes es el representante de una forma diferente de vivir la música clásica. Es el impulsor de una mentalidad abierta que aboga por difundir y facilitar el acceso a los clásicos, de favorecer su entendimiento, de ayudar a que la gente la entienda y la disfrute. Pues bien, esto es lo que James Rhodes nos ha enseñado para las clases de piano.

  1. Comentando las piezas con el público antes de tocarlas.

    Esto es esencial… ¿Tan difícil era que se le hubiese ocurrido a alguien? Claro que no, pero los músicos profesionales son partícipes de ese halo de prestigio y elitismo que pone fronteras entre público e intérpretes. Explicando las obras, haciendo una introducción que permita al público entender la situación personal del compositor, contextualizar su momento vital, son claves que ayudan a evocar y entender la música, consiguiendo que el público no sólo atienda a un concierto sino a un proceso de aprendizaje a través de la música.

  2. Practica el piano todos los días, despacio, poco a poco. ¡Pero TODOS los días!

    No es nada nuevo… pero si en algo insistimos en clase es en lo importante que es repetir todos los días, aunque sea poco tiempo. James dice algo que a menudo muchos músicos no se atreven a revelar: la música no es tan complicada. Los músicos no son gente especial. Al revés, como casi todo en la vida, es cuestión de repetición, de ensayo y error. Y todos, todos podemos aprender a tocar música y disfrutarla.

  3. Cuando todo parece perdido, siempre habrá una melodía que nos haga seguir adelante.

    Y es que en la época que James Rhodes pasó internado en un psiquiátrico, la música de Bach y Glenn Gould fue su salvación. Los médicos no le permitían escuchar ni tocar música, sin embargo un amigo de James consiguió introducir un pequeño iPod que Rhodes usaría bajo las sábanas. Fue en ese momento cuando supo que quizás había todavía una oportunidad, quizás no todo estaba perdido.

Por supuesto que son aprendizajes de sentido común, pero no hay muchos intérpretes profesionales que hayan sido capaces de defender y divulgar estas ideas. Es por ello que James Rhodes nos parece un verdadero líder; alguien con la valentía y el arrojo para enfrentarse a un mundo clásico para renovarlo y hacerlo más asequible a la mayoría. Aquí os dejamos un link al programa por si o habéis podido disfrutarlo. Es totalmente recomendable. Que lo disfrutéis.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies