postvacacional

Todos los años ocurre lo mismo: acabas de volver de las merecidas vacaciones veraniegas, sin embargo parece como si nunca te hubieses ido. Te cuesta conciliar el sueño o concentrarte, sientes una sensación constante de cansancio y apatía, incluso un malestar físico y cierta irritabilidad. Bien, no te preocupes, estás sufriendo uno o varios síntomas de lo que se conoce como estrés postvacacional. Y es complicado porque no existe consenso en la comunidad médica para reconocer dicha dolencia. Sin embargo, otras fuentes confirman que la incidencia es en al menos un 30% de los trabajadores en activo.

¿Pero qué es en realidad la depresión postvacacional​?

 Se trata simplemente de un proceso de adaptación a la rutina. No es una enfermedad mental, tampoco una somatización de síntomas, solamente un estadio de recuperación de la rutina laboral tras un periodo de descanso y desconexión. Y si bien la mayoría de las personas que lo sufren se recuperan en una media de 15 días, existen casos en los que pasado ese tiempo continúa la apatía. Es por ello que desde Naara Martínez & Co. te presentamos una de las claves que te ayudará a encontrar el equilibrio necesario para volver a sentirte bien, a continuación te indicamos cómo las clases de piano pueden ayudarte:

Cómo superar el estrés postvacacional

Está más que probado que la música reconforta, desinhibe y sobre todo ayuda a hacerte mirar las cosas desde otro punto de vista. Pero además de todo esto, tiene muchos otros beneficios.

  • Las clases te dan una rutina. Y es que no hay nada mejor que entrar en una rutina diaria para que cuerpo y mente se adapte a la nueva realidad diaria. Tener un calendario de clases te ordena el tiempo, te evade del estrés diario y sobre todo te facilita la vuelta a la regularidad.
  • Un nuevo reto, un nuevo aliciente. Hace ya años que existen multitud de estudios que confirman los beneficios de establecer pequeños objetivos a corto y medio plazo tanto en la vida como en el trabajo. Multitud de pequeñas victorias que actúan como la consecución de una gran meta. La música es una de esas disciplinas en las que el premio conseguido supone una gran sensación de satisfacción.

Y lo de siempre, recuerda que por delante hay un par de meses con bastantes horas de luz, tiempo agradable y varios festivos que te permitirán seguir desconectando. Paciencia y cuando menos te lo esperes estarás totalmente inmerso en la vorágine diaria 😀