Hacía tiempo que queríamos compartir esta grabación de una de nuestras alumnas. Se trata del primer movimiento de la Sonatina nº3 Op. 36 de Muzio Clementi. ¿Y quién fue este (desconocido para muchos) músico italiano?

Clementi, el primer compositor para Piano.

Bueno, Clementi nació en Roma allá por el 1752 y es considerado como el primer compositor que escribió música para lo que hoy conocemos como Piano. Como muchos otros genios de su época, demostró grandes habilidades para la música desde muy pequeño, lo que le permitió que un filántropo de la época valorase su especial talento para ofrecerle un cambio de vida permitiéndole crecer y desarrollarse como un compositor de élite en Inglaterra. Allí estudió y acabó ofreciendo su primer concierto en 1770, generando lo que las crónicas narran como un evento extraordinario considerando el éxito de asistencia y de crítica por parte del público.

Pero si hay algo por lo que Clementi pasó a la historia fue por su enemistad con Mozart. Todo empezó cuando el Emperador José II decidió convocar a duelo a los dos. Era sin duda un enfrentamiento altamente suculento dadas las capacidades de Mozart y Clementi: el virtuosismo de de Mozart ante la capacidad y rigor de Clementi. Sin embargo todo parece indicar que no hubo grandes diferencias en el veredicto de los asistentes, algo que a Mozart (que ya por entonces gozaba de un especial renombre) no sentó nada bien. No en vano, desde entonces Mozart odió a Clementi hasta el punto de no querer coincidir con él en público jamás.

¿Y las Sonatinas?

Bueno, hay que decir que hubo dos grandes obras que pasaron a la historia como el gran legado de Clementi: la colección de estudios para piano «Gradus ad Parnassum» y las Sonatias Op.36.

Las Sonatinas op. 36 son una serie de seis sonatinas para piano estructuradas en tres movimientos y son particularmente amigables para aquellos estudiantes que se inician en el mundo del piano. Aprender a tocar el piano no siempre es tarea fácil, por lo que disponer de una obra clásica que permite disfrutar de su esplendor a la vez que se rememora el estilo compositivo de la época que vio nacer al instrumento, es algo especialmente mágico. Son piezas que además resultan muy interesantes desde el punto de vista tónico y expresivo. En este caso es nuestra alumna María la que se encarga de mostrarnos el primer movimiento. Una genial interpretación que nos deja muy satisfechos con sus ganas y el nivel alcanzado. ¡Felicidades!