A estas alturas todos sabéis ya lo importante que es tener un buen oído para ser un buen músico. Os hablábamos de ello hace tiempo en este post que tanto éxito ha tenido.

Sin embargo, ser capaces de identificar correctamente una nota (o un acorde) como quien reconoce un color con la vista, no es algo habitual den los seres humanos. Es por ello que el niño del vídeo que compartimos con vosotros se trata de alguien completamente excepcional. Para que os hagáis una idea, cuando un músico escucha una canción, es muy difícil decir el tono exacto y los acordes que la componen, de hecho es parte de la genialidad de un buen músico. Pues bien, para este niño es pan comido. ¡Mirad con qué seguridad responde! Es sin duda alguna, una genial muestra de lo que es el oído absoluto.

(Visited 125 times, 1 visits today)